11 de marzo de 2017

Una colección de sillas clásicas de madera


Después de nuestra reciente visita al Designmuseum Danmark en Copenhague, os traemos una recopilación de algunas de las mejores sillas de madera de la historia del diseño, sillas de líneas minimalistas con un alto respecto por la naturaleza de los materiales, funcionales y de tradición artesana.

"Una silla no debe tener una parte trasera. Debe ser hermosa por todos sus ángulos y lados" 
H. Wegner

Silla Zig Zag / Gerrit Rietveld

La silla Zig Zag, diseñada por el arquitecto holandés Gerrit Rietveld entre 1932 y 1934 en madera de cerezo, es un ejemplo de simplicidad y diseño formado por sólo cuatro planos  de madera unidos entre sí con un refuerzo triangular en dos de sus articulaciones, para mantener la rigidez. En su época un modelo de silla que despuntó por su imagen alejada de lo convencional, una silla sin patas que puede usarse como silla o como mesa de apoyo, además apilable.

Silla Paimio / Alvar Aalto

Las silla Paimio, del conocido Alvar Aalto, fue diseñada entre 1931 y 1932 para el proyecto del Sanitario antituberculoso de Paimio. Creada bajo los ideales higienistas de toda la obra, es una silla que parte del diseño de la silla Wassily de Marcel Breuer pero en la que Aalto sustituye el acero por madera laminada, al tratarse de un material de menor transmitancia térmica, que no genera reflejos y de mayor absorción acústica. La silla está formada por aros curvados de madera unidos entre sí por una lámina también curvada de abedul, que genera el asiento y el respaldo, buscando facilitar la respiración del enfermo.


Silla Eames / Charles&Ray Eames

Charles Eames y su esposa Ray dieron forma en 1946 a la silla Eames, realizada con madera contrachapada de fresno. Su asiento y respaldo se unen mediante elementos de goma y metal que hacen de amortiguadores. El matrimonio fundó en 1942 la Plyformed Wood Company para fabricar piezas para el ejército de los Estados Unidos y crearon la máquina Kazam, una prensa para moldear madera en complejas curvas mediante dos planos geométricos. Su dominio de la tecnología estableció nuevas normas en el diseño y la producción.


Silla FH 1936 / Hans J Wegner

Hans J. Wegner, aprendiz de carpintero antes de comenzar sus estudios de arquitectura, fue uno de los pioneros del movimiento Funcional Orgánico. Fusionó las formas naturales con la practicidad en sus más de 500 diseños de sillas, de las cuales más de cien fueron producidas en masa y se convirtieron en iconos del diseño. Aunque trabajó con diferentes materiales hay que reconocer su respeto por la madera.


La conocida Lounge Chair CH 07, creada en 1963, pasó desapercibida hasta que 34 años después la compañía Hansen&Son la recuperó. Realizada en madera contrachapada cuenta con unos cojines de cuero unidos a la estructura mediante tornillos. A pesar de no tener apoyabrazos es fácil levantarse de ella gracias a los bordes que sobresalen en los laterales, recordando a las alas de un avión.

Bow Chair / Grete Jalk

La famosa Bow Chair, diseño de la danesa Grete Jalk en 1963 constituyó un gran avance en la producción de aquella época. Esta silla, realizada con madera contrachapada moldeada, experimental y compleja, revolucionó el mercado del mueble convirtiéndose en un icono del diseño danés. Sólo compuesta por dos piezas, el resultado es orgánico y elegante. 
A pesar de que el diseño ganó el primer premio en un concurso organizado por el diario británico Daily Mail la silla nunca entró en producción industrial debido a la complejidad de su diseño. Solo alrededor de 300 ejemplares fueron producidos originalmente.

¿Os animáis a incorporar alguna de ellas a algún espacio de vuestro hogar u oficina? 

Entrada creada por Grupo GUBIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada